Martes, 24 de Octubre de 2017   Hora: 04:26

tratohechodigital.com


 Powered by Max Banner Ads 

Boca Jrs. de Lodeiro pegó primero

Autor:  tratohecho   4 - Mayo - 2015  Agregar Comentario

Pablo Pérez y Pavón le dieron un nuevo triunfo a Boca, que se quedó con el primer capítulo de esta trilogía de superclásicos. Sin ser una maravilla, el equipo del Vasco fue más. Gallardo aceptó falencias y se fue pensando en el primer chico de la Copa de este jueves.

Y esto recién empieza… Pasó el primer capítulo de la trilogía y el que ríe, el que tendrá más calma hasta el jueves, el que llegará con algo más de confianza, será Boca. Lógico, porque el 2-0 es un gran espaldarazo. Que el futuro inmediato no tape el bosque: Boca volvió a ganar un clásico en la Bombonera después de tres partidos, el último había sido otro con el mismo resultado que empujó a su archirrival al descenso, ése que le enrostran a cada paso. Como la goleada histórica del verano, se que vio reflejada en un 5 que tiraron a la cancha.

Boca con algunos que no estarán el jueves (Orion, Cata Díaz, Meli, Lodeiro; Gago, Pérez y Pavón que entraron) no fue una maravilla y todo se encaminaba al empate sin goles, hasta que apareció Pa-Pa. Como manda la historia de la vida entre estos dos equipos: primero Pavón, apareciendo por izquierda, con complicidad de Barovero, y después Pablo Pérez, con lujo y corajeada incluida. Los cambios le dieron resultado a Arruabarrena, quien metió a Gago y con él en cancha pudo tener más la pelota y equilibrar el segundo tiempo; el Vasco sabe bien que en esos detalles se ganó el primer chico de una trilogía para disfrutar y sufrir en simultáneo.

River con mayoría de los que jugarán el jueves se fue por el piso del Monumental, con un Gallardo que reconoció las falencias y limitaciones de su equipo, aunque también le tiró al rival diciendo que esperaba másde acuerdo con lo que venía mostrando Boca en los últimos partidos. El resto de los jugadores se fue en silencio, ya pensando en el primer chico de la Libertadores, el jueves desde las 21 en el Monumental.

Es la hora del afiche, de celebrar por triunfo que puede ser parte de un megamayo victorioso o que puede ser sólo una efímera alegría, si es que en la Copa el destino en diferente. Pero Boca sacó ventajita en lo espiritual en un partido parejo. Si así de cerrado fue el partido de un torneo largúisimo, imaginate en los de Copa con el gol de visitante y en el que precisamente un 2-0 te puede dejar casi KO… o casi adentro.

fuente: ole.com.ar