Domingo, 23 de Julio de 2017   Hora: 13:38

tratohechodigital.com


 Powered by Max Banner Ads 

De Barcelona a Mónaco en auto

Autor:  tratohecho   31 - Julio - 2016  Agregar Comentario

El recorrido sugerido está formado por una selección de puntos en el mapa que están todos sobre el mar Mediterráneo (o uno de ellos con una increíble vista hacia él): todos son pequeños pueblos tranquilos y encantadores por su aspecto medieval o su atmósfera de sitio que poco o nada a cambiado.

De Barcelona a MónacoEs esta sin lugar a dudas una de las mejores rutas para recorrer Europa en auto. La ruta propuesta va desde Barcelona y la Costa Brava catalana a la Costa Azul francesa con destino final a Mónaco (por supuesto se puede hacer en cualquiera de los dos sentidos). En la misma ruta atravesaremos o pasaremos cerca de ciudades importantes y turísticas, como Girona (España), Narbonne, Montpellier, Marsella, Cannes y Niza (en Francia), todas también buenas alternativas para detenerse.

La ruta propuesta va desde Barcelona y la Costa Brava catalana a la Costa Azul francesa con destino final a Mónaco (por supuesto se puede hacer en cualquiera de los dos sentidos). En la misma ruta atravesaremos o pasaremos cerca de ciudades importantes y turísticas, como Girona (España), Narbonne, Montpellier, Marsella, Cannes y Niza (en Francia), todas también buenas alternativas para detenerse.

Este recorrida se encarga de destacar los puntos a veces menos conocidos (más que las grandes ciudades): pueblos detenidos en el tiempo, o siempre encantadores, donde cualquier soñaría con quedarse una noche (al menos). Todos ellos, al menos en sus cascos históricos, han logrado conservar intacto el aspecto y la calma.

Si gustan afrontar un recorrido en la Costa Brava con mayor profundidad, deberían ver el detalle de esta ruta por 8 pueblos encantadores de la Costa Brava. En la ruta más extensa que proponemos en este post, he reducido el número de paradas en la Costa Brava por una cuestión de logística (seleccionando cuatro de ellos), para proseguir camino por Francia. En resumen, el itinerario nos llevará por los siguientes pueblos:

Partiendo del aeropuerto de Barcelona > 1. Tossa de Mar > 2. Calella de Palafrugell  > 3. Begur > 4. Cadaqués > 5. Colliure > 6. Aigues-Mortes (Camarga Francesa) > 7. Cassis > 8. Gassin > 9. Antibes > 10. Villafranche-sur-Mer > 11. Èze  > Llegada a Mónaco

Distancia total de Barcelona a Mónaco: 915 kilómetros (unas 13 horas continuas de conducción).

Tossa del MarTiempo recomendado: un mínimo de una semana para hacer noche en diferentes pueblos. Tips extra: algunos puntos (o casi todos) nos pedirán quedarnos más que una noche si lo hacemos en temporada templada o verano para explorar playas y calas cada día disfrutando del sol y el mar.

1. Tossa de Mar

Lo inolvidable de este lugar es su fortaleza junto al mar, emplazada sobre un saliente de la costa, una auténtica postal que pide fotos (que esfácil que salgan bonitas). El casco histórico de la ciudad, y las calas de agua cristalina escondidas entre el paisaje costero montañoso no tienen desperdicio.

2. Calella de Palafrugell

Si es que en este mismo lugar Joan Manuel Serrat compuso su canción “Mediterráneo”, no hay mucho más que agregar: era un antiguo pueblo2. Calella de Palafrugell de pescadores, y está poco intervenido urbanísticamente, una joya que hace honor a la fama de la Costa Brava.

3. Begur

La ruta sigue pidiendo paradas (y se hará difícil resistir). Begur se llena de gente en verano (tiene toda su lógica). Pero no deja de ser un paraíso de verano, con su pueblo y zona histórica en un paisaje montañoso que mira al mar desde lo alto, y sus calas escondidas.

4. Cadaqués

Cadaqués no es solo una postal de la Costa Brava, sino también una de las postales de España y del Mediterráneo. Llegar a este pueblo requiere conducir uno de los tramos costeros atravesando paisajes de montaña y Cadaquéscurvas sinuosas. El premio es llegar casi en la frontera con Francia, al último caserío dentro de España, el pueblo aislado de pescadores que supo preservarse y enamorar a artistas como Salvador Dalí. En este punto finalizamos nuestras “escalas” en el territorio español para seguir camino a Francia. Sin embargo, aquí tienen más pueblos encantadores de la Costa Brava en detalle.

5. Colliure

Una vez entramos por Francia, el encanto será a lo grande si nos detenemos en Colliure, ya en los Pirineos Orientales de la región francesa de Languedoc-Rosellón y sin despegarnos del Mediterráneo. Un pueblo que fue congelado en lienzos de famosos pintores. Su alma de puerto pesquero sigue sobrevolando el lugar, junto a ruinas históricas medievales que se rozan con el mar.

6. Aigues-Mortes (la puerta a la Camarga Francesa)

Aquí hay una excelente combinación 2 en 1: un pueblo fortificado junto a un paraíso natural. Aigues-Mortes es una localidad del distrito de Nimes, pequeña pero completamente amurallada e intacta hasta hoy. En algún tiempo en el siglo XV supo ser el puerto más importante de Francia. Desde allí podremos también explorar una de las joyas naturales de la costa del Mediterráneo: La Camarga Francesa es un paraíso de lagunas en las que habitan caballos salvajes.

7. Cassis

CassisCassis es un pequeño pueblo en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul. Y es sobre todo una excelente base para explorar algunas de las calanques, las playas y calas que hacen que la Costa Azul sea un paraíso natural como pocos en el Mediterráneo francés. Aquí tienes para ver 7 playas escondidas en la Costa Azul que se pasan de bonitas (y todas están relativamente cerca de Cassis).

8. Gassin (y St Tropez)

Para tener una de las mejores vistas a la bahía de Saint Tropez, lo mejor es poner rumbo hasta el pequeño pueblo de Gassin. Seguimos en Provenza-Alpes-Costa Azul, y a pocos minutos de la famosa ciudad de Saint-Tropez, una de las más distinguidas de la costa francesa. Gassin está a unos 4 kilómetros del Mediterráneo, elevado desde una montaña con vistas formidables.

9. Antibes

Entre Cannes y Niza, la recomendación es detenerse en Antibes, una ciudad balneario junto al poblado Juan-les-Pins. Es un poblado pintoresco, con historia desde tiempos de influencia griega y romana. La ciudad de Antibes conserva murallas, y sobre la costa 48 playas a lo largo de unos 30 kilómetros.

10. Villefranche-sur-Mer

Pasando Niza ya estaremos casi en las últimas paradas de nuestro viaje. Villefranche-sur-Mer está a orillas del Mediterráneo. Es un solicitado puerto de cruceros, el más importante de Francia, al pie de un paisaje de montaña. También es famoso por ser residencia de cantantes de talla mundial que frecuentan la ciudad.

11. Èze

Aquí no estaremos sobre la costa, sino que habrá que ascender a uno de los miradores más fantásticos sobre la Costa Azul. A pocos minutos del Mediterráneo, y elevado a 427 msnm se encuentra Èze, también llamada “el nido del águila” por su particular ubicación en la cima. Una iglesia corona lo más alto del poblado y se puede ver desde largas distancias.