Martes, 24 de Octubre de 2017   Hora: 04:29

tratohechodigital.com


 Powered by Max Banner Ads 

Peñarol lidera el Clausura

Autor:  tratohecho   4 - Mayo - 2015  Agregar Comentario

Peñarol le ganó 2 a 0 con goles de Marcelo Zalayeta y Antonio Pacheco. El Carbonero, que fue mucho más que su rival, se benefició de las derrotas de Danubio y de River en otras canchas y de un grosero error arbitral que le permitió sentenciar su partido.

En un fútbol irregular, impredecible, con equipos a los que les cuesta mantener el nivel dentro de un mismo partido, resulta clave aprovechar las posibilidades que se presenten. Peñarol lo hizo. Empezó el domingo con dos puntos menos que Danubio y los mismos que River y lo terminó como único líder del torneo.
Los pinchazos de Danubio ante Tacuarembó y de River ante Defensor le despejaron el panorama al Carbonero, que cuando salió a la cancha ya sabía que la victoria lo dejaba puntero.
Desde el comienzo el equipo de Bengoechea fue el dueño del partido. Se plantó en campo rival, colonizó el área de Rampla y empezó a trabajar en busca del gol. Jonathan Urretaviscaya y Jorge Rodríguez cambiaban de costado, Jonathan Sandoval iba por derecha, Diogo Silvestre desbordaba por izquierda. Por el medio, Luis Aguiar rompía líneas, se acercaba a Zalayeta y Pacheco y merodeaba el área rival.
Rampla partía el equipo. Había nueve jugadores en los primeros 30 metros y los dos delanteros a 40 metros de sus compañeros, por lo que no podía mantener nunca la pelota que sacaba del fondo. Sin contención en la mitad de la cancha, recostado contra su arquero, era imposible que el equipo de Barrios sostuviera el empate.
Con un Zalayeta superlativo, el gol se veía venir. Sin apuro, sintiéndose superior, Peñarol tuvo paciencia, no se alteró jamás. Ese fue su gran mérito.
La insistencia tuvo su premio sobre los 33, cuando Zalayeta recibió de espaldas al arco y con una media vuelta tremenda puso el 1 a 0.
Tras el gol, Rampla tuvo la más clara para empatar. Pacheco salvó en la línea luego de un centro en el que Migliore no salió.
En el segundo tiempo Peñarol se centró en controlar el juego, en mantener a raya a su adversario. Casi no tuvo aceleración ni variantes ofensivas. Barrios intentó mejorar el nivel ofensivo de su equipo con el ingreso de Richard Núñez y de Francis D’Albenas  pero no lo consiguió.
Con un equipo previsible y otro inofensivo, el partido se tornó insoportable.
A 15 del final Pacheco fue a buscar la pelota contra dos rivales. Uno de ellos, Alejandro Rodríguez, tocó la pelota con la mano casi un metro fuera del área pero Carlos Changala la vio adentro. La pregunta es cómo el línea, que estaba en la misma línea, percibió mano dentro del área cuando ningún jugador siquiera la había pisado.
El bochornoso Changala indujo a error al juez, Pablo Giménez, que dio penal. Pacheco aprovechó el grosero error para sentenciar el partido.
Los minutos finales solo sirvieron para que los hinchas empezaran a cantar sobre el clásico que se avecina.
Peñarol terminó el domingo mucho mejor de lo que lo empezó. Los méritos que hizo en el Centenario y la ayudita que tuvo en Jardines y en el Franzini cambiaron el panorama.
fuente: 180.com.uy