Martes, 24 de Octubre de 2017   Hora: 04:37

tratohechodigital.com


 Powered by Max Banner Ads 

Vapors of Morphine en Montevideo

Autor:  tratohecho   9 - Octubre - 2014  Agregar Comentario

ENTREVISTA: De la muerte a una inesperada resurrección, los legendarios Morphine llegan en versión renovada a Montevideo.

469375Un trío roquero de canciones intimistas con feel jazzero, con una formación extrañísima de saxo barítono, bajo de dos cuerdas tocado con slide y batería, que logró llegar a vender casi medio millón de discos teniendo seguidores en varias partes del mundo, Uruguay incluido.

La banda liderada por el cantante, bajista y compositor Mark Sandman logró construir un sonido único que, pese a lo experimental del proyecto, dejó canciones redondas, con melodías pegadizas y frases memorables.

Si bien Sandman era el ideólogo y compositor principal, en ese sonido grave, jazzero y acuático que caracteriza a la banda, tuvo mucho que ver el saxofonista Dana Colley, el otro miembro permanente del grupo (hubo dos bateristas, Jerome Dupree y Bill Conway, que se alternaron en el trío). Colley cumplía el rol generalmente asociado al guitarrista de un trío roquero, siendo la voz solista, muy alejado del rol tradicional del saxo en el rock.

Morphine tuvo un final trágico. Sandman murió de un ataque al corazón el 3 de julio de 1999 arriba de un escenario, en Palestrina, Italia.

Colley, Conway y Dupree se han juntado en diversas ocasiones para volver a tocar la música de Morphine.

Desde hace un tiempo Dana Colley y Jerome Dupree se unieron al cantante y multinstrumentista Jeremy Lyons para formar Vapors of Morphine, un trío con la misma formación de bajo de dos cuerdas, saxo barítono y batería. Con este grupo Colley llegará a Montevideo para tocar en el escenario de la Trastienda, el próximo 15 de octubre.

A través del teléfono Dana Colley me cuenta que hay muchísimo del Morphine original en esta nueva encarnación de Vapors of Morphine. “Hacemos un set de dos horas donde tocamos gran parte del repertorio de los cinco discos de Morphine”, me dice en una charla un tanto accidentada debido a la mala conexión telefónica.

-¿Cuándo tomaron la decisión con Bill Conway de seguir tocando las canciones de Morphine?

Cuando Mark Sandman murió en 1999 parecía que no iba a haber nada más, que Morphine terminaba ese día. Por un tiempo no supimos qué hacer, pero después Billy Conway y yo nos dimos cuenta de que teníamos que editar el último disco del grupo, The Night, que ya estaba terminado y que estaba bueno hacer una gira para promocionarlo. Decidimos, ya que el disco tenía bastante orquestación, armar una banda con varios amigos de Mark y llamamos al grupo Orchestra Morphine.

Luego cuando se cumplieron diez años del fallecimiento de Mark nos invitaron a tocar nuevamente en el festival de Palestrina para hacerle un homenaje. Y quisimos volver a tocar en trío. Habíamos conocido a Jeremy Lyons. Él es de New Orleans pero se radicó en Boston en 2005, luego de los destrozos del huracán Katrina y tanto yo como Jerome Dupree y Bill Conway tocamos muchas veces con él.

Jeremy se mandó a hacer un bajo de dos cuerdas como el de Mark, así que empezamos a tocar otra vez en esa formación con él. Tocamos en varias partes del mundo y a la gente le gustó lo que hacíamos. Querían seguir escuchando aquellas canciones y aquel sonido.

-¿La formación instrumental tan inusual de Morphine fue planeada desde el principio o se dio de casualidad?

Puede sonar inusual para gente que no fuera nosotros. Para nosotros era algo muy normal. La idea del bajo de una sola cuerda era algo muy común en el primer blues del Mississippi. Mark siguió esa tradición, pero le puso una segunda cuerda para dar la idea de acordes. El saxo barítono es mi instrumento así que fue normal para mí tocarlo con Mark cuando empezamos a juntarnos a ensayar en su apartamento. Combinamos esos sonidos y resultó algo que era inmediatamente reconocible como nuestro.

-Bueno, en todo caso es inusual para un grupo de pop-rock…

No sé si Morphine era un grupo pop. Nosotros lo que tratamos fue de buscar nuevos caminos, crear, encontrar otras avenidas para hacer música. Eso es lo que hicieron los músicos que admiro como Miles Davis, John Coltrane, Jimi Hendrix, Thelonius Monk, Count Bassie.

-Una apuesta musical tan minimalista como la de Morphine puede tener el riesgo de ser repetitiva o de encorsetar la música en una sola dirección. ¿Cómo lo ves vos?

Me encanta esa pregunta. Yo veo nuestra música como si fuera un candado con combinación. En ese tipo de trabas hay tres números. Hay solo una combinación que abre el candado, pero hay además otra cantidad de combinaciones posibles. Así es tocar a trío. Tenemos una gran cantidad de posibilidades y muchas trabas, pero sabemos la combinación correcta para cada una de esas trabas, o al menos tratamos de descubrirlas. Esa búsqueda de abrir cada candado es nuestra música.

-¿Y la improvisación juega un rol importante en tu música?

La improvisación es importante en el desarrollo de la música en general. Un músico tiene que ser capaz de escuchar y responder a lo que escucha. Eso es improvisar. Ser reactivo en el momento a lo que pasa alrededor tuyo.

-¿Hay planes de hacer nueva música y grabar con Vapors of Morphine?

Me encantaría escribir música nueva con Jeremy y Jerome, y también con Bill Conway. Pero, por el momento estamos evocando las canciones de nuestro cancionero familiar. Nuestra música es muy instrumental y las nuevas ideas que tenemos las hemos usado para sostener alguna de las viejas canciones. Tenemos horas de grabaciones en vivo esperando para ser escuchadas y ver qué se puede sacar de ahí.

Nuestro próximo proyecto va a ser un intento de documentar lo que es esta banda en vivo. Tenemos también algunas grabaciones en estudio que pueden terminar en ese disco. Ya veremos.

fuente: montevideo.com.uy